Skip to content

Templo de San Felipe Otlaltepec

Nī’ngu Chāsen Jngī Nthānchitsje

Construido probablemente entre los siglos XVII – XVIII por los dominicos quienes tuvieron a su cargo el adoctrinamiento de la región ngiwa, el templo de San Felipe Otlaltepec resguarda gran parte de la historia de nuestro pueblo.

Una antigua leyenda cuenta que Xíigu Mazatzin, un líder ngiwa en el momento de la invasión española, al enterarse que su gente debía construir un templo, quiso ir a buscar uno ya terminado y llevarlo a su pueblo para evitarle a su gente la fatiga de edificar uno nuevo.

Fue a Rītjunthā (Izúcar de Matamoros) con la intención de apoderarse de la catedral y llevarla a su pueblo. El intento fue fallido y ahora la catedral de Santo Domingo de Guzmán en Izúcar tiene una posición distinta al original.

En el Llano de los Árboles de Guaje se tuvo que construir el templo y fue dedicado a San Felipe y Santiago apóstoles, desde entonces ha sido mudo testigo del transcurrir de la historia de nuestra comunidad, testigo de:

la hambruna que azotó la región a principios del siglo XX,
la Revolución que contribuyó a diezmar a la población,
el incendio del año 1945 que arrasó casi la mitad del pueblo,
el temblor de 1979 que le derribó la cúpula…